12 consejos para volver a sentirte ideal tras el parto – Guía completa 2020

Solo recomendamos productos y servicios de los que estamos convencidos. Si realizas una compra a través de algún enlace de esta página, recibiremos una pequeña comisión sin costo adicional para ti. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

consejos-postparto-pinEs frecuente escuchar o tener conversaciones sobre las huellas que deja el embarazo y la forma de solucionarlos, es por ello que he elaborado esta guía con 12 consejos postparto para volver a sentirte ideal.

Recuerda que tú cuerpo cambió mucho porque tuvo que trabajar fuertemente para mantener al bebé sano y seguro, ahora que ha nacido le toca cambiar de nuevo.

Pero además,  te enfrentas a un nuevo reto que es el de ser madre, algo que no es para nada fácil y que generará en ti algunas dudas, tristezas y variadas emociones, pero que más temprano que tarde será una bendición y una alegría.

Por otra parte te encontrarás con distintos problemas físicos, y es normal, todas pasamos por eso y por más que tratemos de evitarlos, al menos uno de ellos será parte de nuestra vida: estrías, caída del cabello, flacidez, ojeras y subida de peso, entre otros.

No voy a mentirte y decirte que toda la información que te daré te hará cambiar por arte de magia, puesto que cada cuerpo es distinto y, por lo tanto, tendrá una adaptación o mejora particular en cada caso.

Además, cada mujer ha tomado o dejado de tomar sus precauciones durante el embarazo, como la utilización de cremas, control de peso, alimentación balanceada, etc. Y esto influye en el cuerpo una vez que el bebé nace.

Pero no importa lo que haya pasado, ahora lo fundamental es que vuelvas a sentirte guapa y que recuperes tu aspecto físico paulatina y progresivamente.

Así que vamos a ver cada problema que nos puede estar atormentando y ofrecerte soluciones reales. Espero que encuentres lo que estás buscando o necesitando en estos momentos.

1) Devolver luminosidad al rostro y  cabello

rostro y cabello durante el embarazo

Durante el embarazo nuestro rostro tiende a estar luminoso y radiante debido a los cambios hormonales ya que el flujo sanguíneo aumenta durante la gestación.

Sin embargo, una vez que ocurre el parto y las hormonas descienden nuestra piel tiende a secarse y apagarse. Es por ello importante que nos apliquemos cremas hechas para devolver la luminosidad al rostro y consumamos alimentos que contengan vitamina A y C, tales como:

  • Zanahoria.
  • Pimentón rojo.
  • Batata.
  • Melón.
  • Naranja.
  • Brócoli.
  • Fresa.
  • Mango.
  • Hígado de pavo.

En cuanto al cabello, es común que a muchas se nos caiga y pierda el brillo, esto es consecuencia del estrés y los cambios hormonales. En pocos meses dejará de caerse, así que solo hay que tener paciencia.

Pero para mejorar su aspecto lo mejor es aplicarnos ampollas revitalizantes y cremas reparadoras, las cuales puedes encontrar en diferentes tiendas y perfumerías.

2) Reafirmar la piel y mejorar la apariencia de las estrías

Nuestra piel se estira muchísimo durante el embarazo, de hecho se calcula que puede llegar a hacerlo hasta 10 veces más de su superficie natural.

Esto, aunado a factores hormonales e hidratación deficiente hacen que nuestra piel pierda elasticidad y que se rompan las fibras cutáneas, dando paso a las conocidas estrías.

Para lograr reafirmar nuestra piel, así como devolverle su elasticidad es necesario que la mantengamos hidratada por dentro y por fuera. Para ello debemos seguir estos consejos postparto:

  1. Beber por lo menos 2 litros de agua al día. Recuerda que las frutas y jugos aportan parte de este líquido.
  2. Consumir alimentos ricos en vitaminas A, C y E (verduras, carnes, láteos, kiwis, cítricos, fresas, nueces, semillas, aceitunas y aceites vegetales, entre otros), ya que estos nos aportan antioxidantes, necesarios en la producción de colágeno.
  3. Utilizar cremas hidratantes en el rostro y el cuerpo.

En cuanto a las estrías, pues debo decir que no desaparecerán pero es posible mejorar su aspecto.

Bien sabemos que a todas nos causa preocupación su existencia ya que aparecen en diversos lugares: abdomen, caderas, busto, muslos, nalgas y brazos.

Para disminuirlas debemos ingerir, como mencioné anteriormente, alimentos que contengan vitaminas A, C y E. Además, utilizar cremas y aceites en las zonas afectadas, dándonos masajes circulares suaves 2 veces al día.

Hoy en día hay productos para las estrías en el mercado, también podemos encontrar aceites de almendras, aguacate, jojoba y centella asiática.

Si eres de las que prefiere remedidos naturales caseros puedes utilizar aloe vera, aceite de oliva y clara de huevo.

3)Perder esos kilos de más

perder peso en el postparto

Todas enfrentamos problemas de peso durante el embarazo, algunas más, otras menos, pero a cada una de nosotras nos toca volver a nuestra talla anterior.

Pero no debemos angustiarnos porque eso no ayuda para nada en nuestra recuperación, recordemos que la mayoría de las mujeres pierden los primeros kilos durante las 6 semanas posteriores al parto y el resto en los siguientes meses.

Además, con una alimentación saludable y un poco de ejercicio podemos bajar esos kilitos de más. Sin embargo, es necesario tomarnos nuestro tiempo para recuperarnos y seguir las indicaciones de nuestro doctor.

Una vez que estés lista para bajar de peso toma en cuenta los siguientes consejos postparto:

  • Procura no saltarte las comidas, ya que a menor ingesta de alimentos menos calorías y dificultad para bajar de peso.
  • Desayuna todas las mañanas, de esta forma tendrás energía al iniciar el día y evitarás tener cansancio en la tarde.
  • Cuando tengas ganas de picar algo, consume alimentos con proteína y fibra (maní, jamón serrano, manzana, frutos secos).
  • Ten una botella de agua cerca de donde amamantas al bebé, de esta forma podrás tomarla cada vez que lo alimentes.
  • Consume frutas en lugar de jugos y refrescos, ya que estos te darán más calorías y no te ayudarán a bajar de peso.
  • Procura que tus comidas sean asadas u horneadas en vez de fritas.
  • Haz ejercicio diariamente. Puedes comenzar caminando mientras paseas a tu bebé.

Como puedes ver, se trata de tener paciencia y combinar hábitos,comida saludable y ejercicios.

4) Acabar con las ojeras

La aparición de ojeras durante el embarazo y posterior a él también son bastante frecuentes y esto sucede por diversas razones:

  1. Cambios hormonales.
  2. Retención de líquidos y aumento de peso.
  3. Cansancio o falta de sueño.
  4. Estrés y nervios por lo que implica la atención y cuidado del bebé.
  5. Falta de vitaminas y minerales.
  6. Una mala circulación.

Para eliminarlas debes procurar dormir cada vez que tu bebé lo hace o pide ayuda de vez en cuando, además, es importante consumir alimentos que tengan vitaminas A, C y D (pescado, leche, zanahoria, cítricos, etc.), así como mantenerte hidratada.

Existen algunos trucos caseros que puedes probar como:

  • Prepara un té verde o infusión de manzanilla y pon las bolsitas en el refrigerador, luego colócalas en la zona durante 20 minutos.
  • Corta 2 rodajas de patata o pepino y colócalas en los ojos durante 30 minutos, luego enjuaga tu cara.
  • Aplica un poco de aceite de almendras en las ojeras antes de acostarte.

Tal como puedes ver, son cosas sumamente sencilla de hacer y con productos que seguramente tendrás en casa.

5) Mejorar la flacidez del vientre

ejercicio en el postparto

Es totalmente lógico que nuestro abdomen se agrande y se estire durante el embarazo y que posterior al parto la zona del vientre se encuentre flácida.

También es normal que todas deseemos que nuestra barriga tenga de vuelta su firmeza y para ello es necesario que sigamos algunas rutinas en nuestra vida diaria, entre ellas:

  • Beber mucha agua. De esta forma bajaremos la hinchazón que genera la retención de líquidos propia del embarazo.
  • Mantener una dieta equilibrada.Esto nos ayudará a evitar la retención de líquidos y a estimular los músculos del abdomen. Se recomienda consumir proteínas de carne y pescado, verduras verdes, frutas y hortalizas.
  • Realiza abdominales hipopresivos. Por medio de estos ejercicios podrás tonificar los músculos del abdomen.
  • Camina diariamente. En cuanto puedas hacerlo, procura caminar para estimular la elasticidad, la resistencia y aplanar el vientre.
  • Hidrata la piel. Aplicar cremas en el área del abdomen ayudarán a tonificar la piel, activar la dermis y reducir la flacidez.

Ya tienes los tips, ahora te toca agarrar ánimo y ponerte a valer.

6) Aliviar las grietas de los pezones

Si estás amamantando y te salen grietas o te sangran los pezones seguramente es porque el bebé tiene un agarre inadecuado, en todo caso es algo que no es agradable a la vista y que además es muy doloroso.

Si quieres tener más información para evitar este problema, aquí te explico las causas y las soluciones. Mientras tanto te daré algunas alternativas para mejorar esta situación.

Por ejemplo, puede utilizar cremas de caléndula, extracto de semillas de toronja y aceite de oliva.

También puedes usar un poco de tu leche ya que tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Solo debes aplicarla después de cada toma y dejarla secar.

Otros consejos que puedes tomar en cuenta para mejorar esta situación son:

  • Evita la cafeína, que puede contribuir a crear quistes en tus pechos.
  • Limita la sal, ya que retienes más líquido.
  • Haz ejercicio con más frecuencia para ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de líquido.
  • Pregúntale a tu médico sobre píldoras anticonceptivas, a veces pueden incluso ayudar a prevenir el dolor.

7) Decirle adiós al estrés

estrés después del parto
Woman photo created by freepik – www.freepik.com

Una vez que llega el bebé, y durante los meses posteriores, podemos sentir mucha angustia y confusión, ya que nuestra vida cambia totalmente y necesitamos dedicarle las 24 horas del día al pequeño.

El estrés es más común de lo que parece y algunos de sus síntomas son:

  1. Buscar aislamiento. No querer salir de casa ni recibir visitas y vivir aisladas con nuestra angustia.
  2. Sufrir de ansiedad. Al tener que asumir nuevas obligaciones y tareas comenzamos a sentirnos ansiosas.
  3. Alimentación sin control. Esto puede darse de 2 formas, o comiendo mucho o haciéndolo poco. Ambas son perjudiciales ya que es importante una buena alimentación para contar con la energía necesaria que nos permita recuperarnos y asumir nuestro rol de madre.
  4. Insomnio. El miedo a quedarnos dormidas y que le pase algo al bebé nos genera estrés y nos quita el sueño.
  5. Sentimiento de tristeza y frustración. No poder controlar toda como antes y nos estar seguras de las necesidades del bebé puede resultarnos muy frustrante, generándonos sentimientos de tristeza y llanto.

Este estrés es perjudicial para nuestra salud y recuperación, pero además se lo transmitimos al bebé, quien no solo lo siente sino que también transmite esa angustia aumentando su frecuencia cardíaca.

Si quieres volver a sentirte ideal tras el parto no basta con hacer ejercicios, comer bien y usar cremas, también debes cuidar tu salud mental y manejar el estrés.

Para mejorar, prevenir o acabar con este problema es recomendable:

  • Dormir. No es fácil pero tampoco imposible. Cada vez que el bebé duerma hazlo tú también, esto elimina el estrés y te permite atender mejor al pequeño. Eres tú quien debe adaptarse al horario del recién nacido.
  • Aliméntate adecuadamente. De esta forma recuperarás tu forma física y mental.
  • Pide ayuda. No somos perfectas y tampoco podemos con todo, dile a tu pareja o a algún familiar que se encarguen un rato del pequeño. Así liberarás el estrés y tu recuperación se verá beneficiada.
  • Recupera tu vida con algo que solías hacer. Visita a unas amigas, sal a pasear, camina, ve de compras, en fin, busca algo que te relaje y te haga sentir bien.

8) Eliminar el dolor de espalda

dolor de espalda luego del embarazo

Uno de los problemas frecuentes que deseamos combatir es el dolor de espalda que puede ser ocasionado por distintas razones: pelvis debilitada, desplazamiento del coxis o postura incorrecta durante la lactancia, entre otros.

Para solucionar esto podemos aplicar alguna de estas soluciones:

  1. Haz estiramientos corporales. Trabajar la parte que  duele en lugar de descansar. Aunque al principio puede ser doloroso, si lo haces continuamente el dolor disminuirá de manera considerable.
  2. Aplica un poco de calor. Utiliza una manta eléctrica o un paño caliente en el lugar que te duele durante tan solo unos minutos para sentir alivio.
  3. Siéntete y levántate correctamente. No lo hagas bruscamente, sino de manera suave y con la espalda recta.
  4. De ser posible utiliza un colchón firme. Se recomienda dormir de lado y en un colchón que no sea blando, ya que esto aumenta el dolor.
  5. Ten una postura adecuada cuando estás amamantando. A veces adoptamos posturas incorrectas que nos dejan entumecidas y con dolor.

Este último punto es uno de los problemas más frecuentes en cuanto al dolor de espalda se refiere, así que si deseas conocer cómo reducir el dolor al amamantar te invito a leer, este post donde encontrarás 12 formas de reducir el dolor de espalda mientras amamantas.

9) Desaparecer el acné y las manchas del rostro

Como casi todos los aspectos positivos  y negativos de nuestro cuerpo durante el embarazo, los cambios hormonales también afectan el cutis con la aparición de manchas y acné.

Aunque muchas mujeres logran ver una mejoría notoria durante el periodo postparto, a otras no le resulta tan sencillo y ven como el problema continua.

Por tal motivo, les daré algunos tips para mejorar esta situación:

  1. Mantén una limpieza adecuada del rostro. Elimina la suciedad y los restos de maquillaje todas las noches con un jabón o gel de limpieza adecuado a tu tipo de piel.
  2. Hazte una exfoliación semanalmente. Para ello puedes comprar alguna crema exfoliante o utilizar remedios caseros, lo importante es eliminar las células muertas y renovarlas.
  3. Aplica una crema hidratante al menos dos veces al día. Hazlo después de cualquier tratamiento, por la mañana y la noche.
  4. Aplica cremas específicas en el caso de las manchas. Aunque estas se atenúan después del parto, es importante utilizar cremas hidratantes que tengan protección solar y aplicar la exfoliaxión. Si no logras mejorar, busca cremas para eliminar las manchas.

A mí particularmente me resultó muy útil utilizar los posos del café, también llamado borra en otros países. Es decir, los restos que quedan al colarlo son un magnífico exfoliante que aclara y limpia la piel.

Sin embargo, siempre debes consultar con tu dermatólogo para evitar reacciones desfavorables o contraproducentes.

10) Prevenir y mejorar la celulitis

En realidad la celulitis no es una consecuencia directa del embarazo, sin embargo, si tienes predisposición a ella, con el incremento de peso durante la gestación esta se desencadena con mayor intensificación.

Para esto te daré algunos consejos que pueden ayudarte a mejorar la situación, entre ellos:

  • Beber la cantidad adecuada de agua. Aunque este líquido no disuelve la grasa, evita que acumules líquidos, elimina las toxinas y limpia las células de residuos.
  • Procura bajar la ingesta de grasas. Prepara comidas a la plancha o a la parrilla, pero no las elimines por completo ya que las mismas son necesarias para el organismo.
  • Utiliza cremas anticelulitis. Aplícala todos los días con masajes suaves y movimientos circulares.
  • Haz ejercicios. No se trata de internarte 20 horas en el gimnasio ya que tú nueva vida ya no te lo permite en estos momentos, pero puedes realizar una rutina en la que camines o ejercites con el bebé.

11) Lograr la armonía después del parto

consejos postparto

Sabemos que la llegada del bebé nos ha traído mucha felicidad pero también bastante estrés y angustia, pero es algo totalmente normal.

Una vez que nace el pequeño tenemos que pasar entre 6 y 8 semanas en recuperarnos. A esto se suma los consejos de nuestras madres, abuelas, tías y amigas, que la verdad nos vuelven locas.

Es por ello que te aconsejo poner ciertas pautas para lograr la armonía en tu hogar, así como por el bien de tu salud mental, entre ellas:

  1. Elabora un plan de visitas. Piensa a quién quieres recibir en los primeros días o que los puedes recibir sin mucho protocolo.
  2. Cocina a futuro. Trata de hacer comidas en mayor cantidad y congelarlas. De este modo puedes ahorrarte un trabajo cuando estés cansada o agotada.
  3. Asume tus ciclos. Es frecuente que en los primeros días nos encontremos agotadas, sin dormir, con las hormonas alborotadas y tristes. Piensa que es parte de esta nueva vida y no te angusties.
  4. Espera que tu cuerpo te de la señal. Si tuviste un parto natural o una cesárea, sabrás el momento propicio para realizar las actividades, además tu médico te dirá cuando puedes comenzar.
  5. Acepta o busca ayuda. Todas pasamos por altibajos y situaciones difíciles, se mezclan la angustias, la depresión y las hormonas, así que no dudes ni un segundo en pedirle ayuda a tu pareja o a un familiar de confianza cuando lo necesites.

12) Mejorar la imagen con el yoga facial

Esta técnica está muy en boga actualmente y tiene resultados alentadores. La misma solo busca tonificar el rostro con ejercicios sencillos que pueden durar tan solo 15 minutos al día.

Lo mejor es que puedes hacerlos mientras amamantas al bebé, ves la tele o andas en coche, es decir, es posible ejercitar tu rostro en la cotidianidad y lograr buenos resultados.

La idea de este método es trabajar los músculos de la cara tal y como se trabajan los del cuerpo, pero de una forma distinta y particular. Yo lo he probado y en realidad es bastante simple y da buenos resultados.

En resumen

como cuidarte mejor despues del parto

Creo que ya hemos visto los principales problemas que enfrentamos las mujeres después del parto y seguramente te sientes identificada con alguno de ellos. No debemos angustiarnos puesto que todos tienen solución pero requieren de nuestra constancia, atención y paciencia.

Y como dije al principio de este post cada una de nosotras tiene o tendrá experiencias diferentes, por lo que no debemos compararnos con otras personas y hacer caso omiso de aquellos que nos critican constantemente.

Para bien o para mal, por decirlo de algún modo, tú eres quien realmente sabes lo que te hace sentir bien y eres quien decide cuándo y cómo comenzar a realizar algunos cambios.

Tú conoces tu cuerpo, tus necesidades y tus problemas, no permitas que nadie influya sobre eso. Ahora tienes 2 vidas que cuidar, la tuya y la de tu bebé y ambas tienen que estar bien desde todo punto de vista.

Anímate y piensa que no hay nada imposible. Alégrate porque tienes una criaturita hermosa que solo tiene ojos para ti y realmente necesita de tus cuidados y amor.

Tan solo espero que estos 12 consejos postparto para volver a sentirte ideal hayan sido de gran ayuda, puedas recuperar tu figura y verte hermosa como siempre.

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Pin